miércoles, 18 de febrero de 2009

Algo que me gustaría contar.

Hoy fui a hacerme un análisis de sangre, era un simple pinchazo pero necesitaba alguien a quien apretarle fuerte la mano y pedirle que me hable de pelotudeces sin sentido mientras la jeringa entraba y salía de mí. Después nos fuimos a un barcito y nos tomamos un café con leche con tres medialunas cada una. Nos despedimos y yo caminé como quince cuadras con calor y un leve bajoncito de presión, el dentista me quedaba a mitad de camino y no tenia ganas de tomar colectivos.
En un momento ya no aguante más la sed y el calor y entré en un bar de aspecto “concheto” que había en una esquina. Me senté en un banquito alto de la barra, ahí nomás estaba el cocinero y creo que ni se percató de mi presencia. Pasó un rato y cuando yo ya lo iba a distraer de su trabajo, viene y le pido un vaso con agua. Me quedo sentada y llega “el que atiende” con bolsas de compras, me pregunta si estaba esperando algo de la cocina y yo le expliqué que me había bajado la presión y me había descompuesto. Al principio la mejor onda el chabón, me ofreció un platito de papas fritas de copetín que me cayó como una piedra en el estómago porque lo comí bastante rápido y me dio nauseas porque todavía tenía el café con leche en el esófago; asíque me tuve que quedar un rato más.
Nos pusimos a charlar de la vida con “el que atiende” y no sé como llegué a contarle que en el 2007 había hecho un taller de circo y que este año me quería perfeccionar en acrobacia y malabares. Se generó una charla más o menos como esta:
-¿Pero vos vas a hacer eso que hacen en la calle? (mímica de hacer malabares)
-¿Lo de los semáforos decís?
-Sí, que están todos tirados borrachos en la calle. ¿No se te ocurre algo mejor para hacer? ¿Una carrera universitaria?
-Una cosa no quita la otra
-¿Qué? ¿Podés hacer las dos cosas al mismo tiempo?
-Claro, los malabaristas que no estudian es porque no les importa estudiar y los que están borrachos es porque les gusta tomar. No son todas las personas iguales.
-¿Y esos qué son? ¿Marginales?
-…
-Explicame que yo no se nada de eso.
-…
-Bueno, disculpame si te ofendí. Yo no sé de eso.
-Esta bien, pero no son todos iguales aunque se dediquen a lo mismo: están los que trabajan en el semáforo y se emborrachan, los que trabajan en el semáforo y no toman, los que lo hacen por hacerlo o los que hacen un espectáculo en una sala y cobran entrada…
Esta idea no la terminé de redondear, le quería hacer entender (ojalá fuera trabajo fácil) que ni somos todas las personas iguales ni tiene porque prejuzgarlos si lo único que saben o quieren hacer es revolear clavas. Cada uno puede hacer lo que quiera mientras no le cause daño a nadie y no deberían existir personas tan cerradas de mente como esa con la que me tocó hablar hoy.

3 comentarios:

irón dijo...

Que bueno que digas que es una persona cerrada y no que "es un capo" sólo porque te dio papas fritas.
Bien por priorizar su influencia en la sociedad antes que su influencia en tu estómago.
Mal por no decir que te acompañé yo ¬¬

Pero "oh sorpresa": te quiero mucho igual :)

Anónimo dijo...

soy juan_punksnotdead@hot..

está bueno esto, che :D.
voy a entrar más seguido.
un beso, cuidate.

fant dijo...

si, obvioq las hay, vos estuviste bien, me gustó el encare, yo a veces a cosas asi ni se q contestar... me superan. Y lo loco es q es x ignorancia, como el mismo decia. un abrazo